Facebook
Twitter
Suscríbete

La SGXX en la “Jornada de Estrategias en Envejecimiento” de CONJUPES e IMSERSO

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

(Víctor Sariego, 30/6/2017).- Cómo vivir más y mejor. Este fue uno de los principales objetivos de la jornada “Estrategias en envejecimiento activo” que la Confederación Nacional de Jubilados y Pensionistas de España (CONJUPES) celebró este 28 de junio en Vigo en colaboración con el IMSERSO. Un foro en el que participó la Sociedade Galega de Xerontoloxía e Xeriatría (SGXX) con la conferencia del presidente de la entidad, Miguel Ángel Vázquez Vázquez “Estrategias saludables en el envejecimiento” y la del secretario de la misma, José María Faílde “Cambios en la memoria durante el envejecimiento”.

Ambos recordaron algunos estilos de vida saludables tradicionales para un buen envejecimiento, diversos avances recientes del conocimiento científico en envejecimiento y los diferentes enfoques, actitudes positivas y educación a lo largo de la vida que influyen, de forma beneficiosa en un envejecimiento positivo, digno y saludable. Vázquez señaló que algunas personas, incluso profesionales, confunden “envejecimiento activo” con actividad física en la vejez, cuando realmente consiste en la participación activa en la sociedad, en tener derecho a la educación y a una seguridad en todos los ámbitos de la vida.

Respecto a las estrategias saludables para la vejez este experto recordó que “en gran parte, somos responsables de nuestro propio envejecimiento” pues cada persona puede intervenir en esta etapa para vivir más y mejor. Envejecer, añadió, “depende de nosotros y de nuestro estilo de vida”. Ya sea mediante la prevención durante toda la vida o con tratamientos y abordajes específicos a la hora de envejecer. Y es que, como matiza, las personas con buenos hábitos de vida “viven más y mejor”. Y si bien no existen grandes claves para envejecer positivamente en relación a los modelos tradicionales, sí que hay consenso en que la alimentación sana, la actividad física, o las relaciones sociales, poseer razones para vivir y las ganas de vivir “ayudan a envejecer bien. Tener ganas de vivir y estar satisfecho con cómo se vive, la felicidad alargan la vida”, asegura el presidente de la SGXX, el voluntariado entre las personas mayores, por ejemplo “está demostrado que alarga la vida una media de siete años y media para quien lo ejerce” y sugiere que lo mismo que buscamos amigos para comer, “hemos de buscarlos también para mantener actividad física, y generar redes para compartirla”.

Cuidar la memoria

El profesor universitario, psicólogo y secretario de la SGXX, José María Faílde expuso una pormenorizada explicación del fenómeno de la memoria en la vejez y la preocupación de muchas personas de poder perderla en esta etapa vital. Faílde aclaró que el envejecimiento “no es realmente el que daña la memoria”, por lo que si se tienen problemas con ella, “hay que acudir a un especialista, y no atribuir a los años cumplidos la causa del problema” señalando que, la mejor manera de mantener y cuidar la memoria es “ejercitarla y aprender cosas nuevas, incluso nuevos idiomas, música y lectura”, recomendando ejercitar la memoria cada día y en cualquier lugar.

De hecho, aseguró, “los déficits de memoria son compensados con ayudas externas que permiten el adecuado desempeño de las actividades de la vida diaria” añadiendo que, “los déficits de memoria asociados al envejecimiento son susceptibles de rehabilitarse o compensarse mediante programas específicos de reaprendizaje o actividades de estimulación cognitiva”.

Por eso, afirmó, el aprendizaje “prolonga la actividad cognitiva” y la memoria que, puede cuidarse paralelamente con distintas pautas como: mejorar el estado general de salud con ejercicio físico y evitando tóxicos; reducir los niveles de estrés, tener una buena alimentación y dormir al menos ocho horas diarias, pudiéndose incluir una breve siesta; adecuar el aprendizaje al estilo y método cognoscitivo dominante: visual o auditivo; implicar todos los sentidos posibles durante la codificación; relacionar la información nueva con conocimientos ya establecidos; mantenerse motivado y con una actitud positiva.

¿Y por qué no? concluyó Faílde, “recurrir a ayudas externas si lo precisamos” como: escribirse las cosas en post-it o notas; escribir diarios; agendas; alarmas (móvil, despertador, etc) y hacer uso de smartphones, teléfonos inteligentes y tecnología similar.

La jornada de CONJUPES se inauguró con el jefe de Área de Formación y Comunicación del IMSERSO, Jorge Domínguez Serrano; el presidente de CONJUPES, Vicente M. Sanz; la directora xeral de Familia, Infancia y Dinamización Demográfica, María Amparo González; el presidente de ASOGAMA, José Piñeiro Bernardez y el vicepresidente de CONJUPES, José Andrade Paz.