Facebook
Twitter
Suscríbete

Tag Archives: Víctor Sariego

¿Es la vejez una enfermedad que se puede curar?

De izquierda a derecha: el pte. de la SGXX, Miguel Ángel Vázquez, la delegada territorial de la Xunta en Vigo, Yolanda Lesmes y el pte. de CONJUPES, Vicente Sanz

Miguel Ángel Vázquez en un momento de su ponencia con el presidente de COGAMA, José Luis Piñeiro

José Luis Piñeiro y Miguel Ángel Vázquez

El congreso de CONJUPES reunió a más de 200 personas

 

(Victor Sariego, 21/4/2017).- El presidente de la Sociedade Galega de Xerontoloxía e Xeriatría (SGXX) Miguel Ángel Vázquez Vázquez acaba de ser galardonado este viernes en Vigo con el IV Premio Nacional Conjupes por su “dedicación profesional a la geriatría y gerontología, así como su labor de mejora de calidad de vida de las personas mayores y por su colaboración y participación desinteresada con entidades del sector, como la propia CONJUPES” que le ha concedido esta distinción, por unanimidad de su Junta Directiva, con motivo de su II Congreso Nacional. Un foro de encuentro entre jubilados/as y pensionistas de toda España y debate de profesionales de reconocido prestigio en el sector de la atención a las personas mayores celebrado en Vigo durante el pasado 21 de abril.

Vázquez manifestó que “es todo un honor recibir este premio, mucho más por llegar de quien llega, CONJUPES, con quien estoy encantado de colaborar como he hecho desde hace años”. Un galardón, dijo humildemente, “que quizás no merezca, pero que agradezco y valoro de corazón”.

La delegada territorial de la Xunta de Galicia en Vigo, Yolanda Lesmes entregó este premio al presidente de la SGXX que impartió previamente una conferencia en la que expuso la teoría del gerontólogo y biólogo Aubrey de Grey de que la vejez no es una etapa vital, sino una enfermedad, que se puede tratar y curar.

La vejez como enfermedad

Vázquez comentó que existe un profundo fenómeno de revisión del concepto de envejecimiento cuya principal teoría es que, la vejez ya no depende de la genética ni del ambiente, sino de la nueva ciencia y, sobre todo y en gran parte de cada uno de nosotros: “somos responsables de nuestro propio envejecimiento”, indica, “una enfermedad, a tenor de esta nueva teoría que podemos prevenir, tratar y abordar para vivir más y mejor”.

Hasta ahora el envejecimiento “se definía como un proceso irreversible e universal, biológico, que afecta a todo el mundo y de igual manera” prosigue, “continuo, intrínseco al ser humano y heterogéneo, que depende del ambiente y del estilo de vida”. Ya que, explica, “los genes no los podemos elegir –aunque solo de momento, advierte- ni tampoco el ambiente, el entorno o el cómo vivimos, factores que, tradicionalmente eran los condicionantes del envejecimiento en todo el mundo”.

Todo esto está cambiando y en constante revisión, expone Vázquez: “el proceso de envejecimiento se encuentra en un profundo proceso de revisión como fenómeno natural” lo que supone que “la imagen de la vejez va a cambiar y los esfuerzos y recursos de todo tipo, incluso económicos y políticos se deben dedicar entonces no a evitar la muerte, sino a prevenir y tratar la enfermedad y no preocuparnos de vivir muchos años, sino vivirlos satisfactoriamente”.

Muchas teorías científicas actuales, añade, intentan explicar este cambio de paradigma porque, aseguró, “los últimos estudios demuestran que no todos envejecemos de la misma manera. Envejecer depende de nosotros y de nuestro modo de vida”. Ya en septiembre de 2.000 un estudio anunció que en breve superaremos los 140 años por definición. Y es que, insistió, “la barrera de los cien años, indudablemente va a caer en breve tiempo”.

Nueva ciencia del envejecimiento

Entre la multitud de investigaciones científicas que analizan el envejecimiento se encuentra la del límite vital de Leonard Hayflic: los límites del envejecimiento está en los genes, en los telómeros, extremos de los cromosomas relacionados con ciertas células y el ADN. Otras teorías dicen que las células sufren daño o variaciones por el ambiente, la alimentación, el modo de vida o debido a que la inmunología cambia y esto nos hace vulnerables a ciertas enfermedades, sobre todo las cardiovasculares, primera causa de muerte en todas las sociedades modernas.

Así que, si la ciencia logra intervenir en estos parámetros, conseguirá modificar el envejecimiento. No sólo prolongando la vida, sino otorgándole más calidad.

¿Qué más factores tiene en cuenta la ciencia moderna para ello?: “Antes se representaba a la gente rica y privilegiada con puros y gordura. Hoy es al revés” subraya Vázquez, “la gente con buenos hábitos de vida vive más y mejor”. Aunque no hay grandes claves para envejecer bien según los modelos tradicionales, sí que existe consenso en que la alimentación sana, la actividad física, o las relaciones sociales, poseer razones para vivir y las ganas de vivir “ayudan a envejecer bien. Tener ganas de vivir y estar satisfecho con cómo se vive, la felicidad alargan la vida, señala, el voluntariado entre las personas mayores, por ejemplo está demostrado que alarga la vida una media de siete años y media para quien lo ejerce”.

Pero, más allá de esto, ¿qué es lo que se encuentra demostrado que prolonga la vida? se pregunta este experto?: la restricción calórica, “pasar un poco de hambre, tomado esto con muchos matices” dice. Algo que ya demostró en 1935 el científico Clive McCay. De hecho varios laboratorios y farmacéuticos trabajan en la búsqueda de mecanismos moleculares que funcionen de forma similar a lo que ocurre cuando pasamos hambre. “Así viviríamos un 30 por ciento más”.

Medicina genómica

También hay genes de ciertos animales, que ya están identificados, hasta siete, que tienen que ver con el envejecimiento. Los animales que no los tienen, viven menos. En ese sentido, multitud de empresas de todo el mundo experimentan en la actualidad con la implantación de dichos genes en otros animales con la intención de hacerlo con los seres humanos en un futuro.

Esto es la medicina genómica que está revisando pues todos los criterios que definían hasta ahora el envejecimiento que “ya no es universal” señala Vázquez, “no se envejece de la misma forma en todos los países”. “Tampoco es un fenómeno irreversible: las capacidades respiratorias y otras funciones biológicas, por ejemplo, se pueden recuperar, lo mismo que ocurre con otras enfermedades, si bien los fármacos que se investigan, aún no están diseñados al completo”.

Según esta nueva teoría el envejecimiento tampoco es intrínseco al ser humano: “si hay seres que llegan a los 400 años, como la ostra, la almeja o la tortuga, por qué no los humanos”. Ni heterogéneo: “trabajar con el cerebro se pueden conseguir y recuperar capacidades cognitivas propias de los treinta años” afirma el geriatra, lo que permite a esta teoría establecer que el deterioro cognitivo y las demencias son resultado del estilo de vida y no de la vejez.

“Por eso no podemos atribuir todo a la vejez” dijo el geriatra gallego, “no podemos creer todo lo que se le atribuye”. La cuestión añadida que se plantea, estima, “es saber si se puede alargar la vida y su calidad y prolongar los años de vida. Con el conocimiento genético que existe ahora, esta nueva teoría se plantea seriamente casi hasta la inmortalidad” avanza.

Cambios necesarios en la vejez

En ese sentido el presidente de la SGXX mencionó los estudios e investigaciones publicadas en la revista científica Nature donde se anuncia esta proximidad a la inmortalidad y la labor de Google, en concreto con la empresa Alfaret en su centro de investigación de Silicon Valley donde, con un presupuesto de millones de dólares, se ha probado recientemente un primer fármaco que reduce el envejecimiento y hace reversible la degeneración celular.

Lo que sí tiene que transformarse profundamente, concluyó Vázquez, es la imagen y el modelo que se tiene de la vejez y del envejecimiento: “aún persiste en nuestra sociedad una imagen negativa e irrespetuosa con todo lo que tiene que ver con la vejez”. Estereotipos y prejuicios sutiles, pero muy poderosos, establecidos y enraizados en nuestra sociedad del tipo de expresiones “que joven te veo” como si ser viejo, se lamenta, “fuera malo, una condena o un insulto”.

© Víctor Sariego

Read more

Envejecimiento activo, fiscalidad y herencias o Internet en la vejez en el Congreso Nacional de Conjupes

(Víctor Sariego, 18/4/2017).- Envejecimiento activo y saludable; fiscalidad de las herencias y el impuesto de sucesiones; las nuevas tecnologías de la información (Internet) como causa de exclusión social y el Programa Ágora para personas mayores de la Universidad de Vigo protagonizan el II Congreso Nacional de la Confederación Nacional de Jubilados y Pensionistas de España (CONJUPES). Un foro de encuentro de profesionales y personas expertas de todo el Estado del sector socio sanitario, que, bajo el objetivo de debatir sobre la mejora de la calidad de vida de las personas mayores, su entorno y su ámbito social, se reúnen en Vigo los próximos 20 y 21 de abril bajo el lema “Asegurar el presente, progresar en el futuro”. 

En el programa destacan el médico geriatra, profesor de la Universidad de Vigo y presidente de la Sociedade Galega de Xerontoloxía e Xeriatría (SGXX), Miguel Ángel Vázquez Vázquez; el abogado Jesús Ramón Alonso Fernández; la estudiante de doctorado en psicología del Trabajo en la Facultad de Psicología de la Universidad de Santiago de CompostelaSara Marsillas Rascado y el presidente de la Federación Galega de Universitarios Senior, Alejandro Otero Davila.

El Congreso cuenta con la colaboración de la SGXX, la Asociación Galega das Persoas Maiores, Xubilados e Pensionistas (ASOGAPEM) de la Consellería de Política Social de la Xunta de Galicia y de la Secretaría de Estado de Servicios Sociales e Igualdad del Ministerio de Sanidad y Servicios Sociales. 

Conjupes

Es una organización de ámbito nacional, creada en el año 2.000, de carácter social e independiente, no partidista, civil, abierta a todos y democrática que tiene plena capacidad jurídica.

Tiene su sede central en Madrid y actualmente está  integrada por las Asociaciones, Federaciones y Confederaciones de Jubilados y Pensionistas de las Comunidades Autónomas de Asturias, Cantabria, Castilla-León, Galicia y Andalucía, aglutinando más de 1.500 Asociaciones y superando los 550.000 socios.

Constituida con el objeto de integrar y aglutinar el movimiento asociativo de jubilados/as, pensionistas y personas mayores, promueve la participación, la información y el desarrollo de programas de todo tipo, dirigidos y orientados a la consecución de una mayor calidad de vida y bienestar social, y a la resolución satisfactoria de sus problemas.

Participa activamente (de forma directa ó a través de sus entidades integradas), en todos los órganos de la administración donde se toman decisiones en relación al colectivo, reclamando programas y actuaciones concretas que ayuden a la mejora en el ámbito de las pensiones, dependencia, servicios sociales, servicios sanitarios, etc.

© Víctor Sariego

 

 

Read more

Avances en la enfermedad de párkinson

(Victor Sariego, 12/4/2017).- El pasado 11 de abril se conmemoró el Día Mundial del Párkinson. Una enfermedad cuya investigación cumple este año su 200 aniversario tras la publicación del estudio “An Essay on the Shaking Palsy” del Dr. James Parkinson en el que menciona por primera vez la “parálisis agitante”.

Si bien existen diversas terapias que abordan la enfermedad ninguna de ellas ha cambiado de momento su evolución. Su objetivo había sido hasta ahora desarrollar en laboratorio neuronas de dopamina, que se destruyen en la persona enferma a medida que avanza la enfermedad, para trasplantarlas al cerebro dañado.

Sin embargo, en la actualidad, un grupo de investigación del Instituto Karolinska de Estocolmo dirige un estudio en el que ha creado estructuras muy parecidas a las dopaminas, neuronas que se destruyen a medida que avanza la enfermedad, al tratar células cerebrales no neuronales combinadas con ciertas moléculas específicas. Pero con un enfoque diferente que evitaría el tradicional trasplante de células: trabajando con varios genes decisivos en la producción de dopamina, descubrieron cuatro que, combinados con determinadas moléculas, transforman la programación de las células cerebrales denominadas astrocitos en otras semejantes a las dopaminas.

Como explica la revista Nature Biotechnology donde se publicó el estudio, el equipo investigador ha anunciado que ha logrado éxito en las pruebas desarrolladas en laboratorio con ratones, aunque serían necesarias más investigaciones antes de plantear este nuevo enfoque en el ensayo con seres humanos.

El párkinson en España

Según la Fundación Española de Neurología, la Fundación del Cerebro y la Federación Española de Parkinson entre otras, en España existen entre 120.000 y 150.000 personas con párkinson y se detectan unos 10.000 casos cada año. Estos son términos estimativos porque, como demandan y advierten la mayoría de entidades y asociaciones que trabajan en el ámbito de la enfermedad, aún no se dispone de estudios epidemiológicos concretos.

Y, frente a la imagen popular establecida de forma estereotipada, no todas las personas que lo padecen son mayores: el 20 por ciento de todos los casos corresponden a personas con menos de 40 años.

Así, según el “Informe sobre el impacto social del párkinson en España” de la Fundación del Cerebro (de 2013), el número variaría entre 87.833 y 396.976 personas.

Las causas que generan la enfermedad, que no tiene cura, son desconocidas y las terapias existentes se destinan a atenuar y ralentizar los síntomas, así como a mejorar la calidad de vida de las personas que la padecen.

Dado que la enfermedad afecta de manera individual y diferente en cada caso, con distintos síntomas, respuestas, necesidades farmacológicas y socio sanitarias y con distinto ritmo de evolución, los tratamientos y las atenciones deben ser personalizadas.

Además la enfermedad de párkinson, al igual que ocurre con otras, afecta no solo a quien la padece y en multitud de ámbitos, sino también a todo su entorno familiar y social.

El abordaje actual del párkinson se realiza a través de la prevención, diagnóstico y tratamiento. A ello hay que sumar la investigación, trascendental si se desea mejorar dichos procesos. Labor complicada en los últimos años debido a la escasez de recursos destinados y los cambios o políticas socio económico sanitarias no adecuadas.

Imagen discriminatoria

Un problema añadido es la estigmatización, los estereotipos negativos o la discriminación que aún persisten entre algunas personas, también jóvenes, respecto a la enfermedad. En ciertas redes sociales aún se pueden ver este mismo año mensajes, públicos, como estos:

“No sé qué es peor: haber firmado con mi nombre o el parkinson que tenía en ese momento… “ (una chica joven explicando la vergüenza y los nervios que pasó ante una prueba anónima intrascendente).

“Creo que es el momento de actuar como un niño con parkinson y lepra”.

“¿Pueden explicarle a su amigo que es un asco verlo desnudo y con parkinson encima?”

© Víctor Sariego

Read more

Curso de Atención Integral Centrada en la Persona (AICP): nueva vejez, nuevo modelo de atención

(Víctor Sariego, 29/3/2017).-  El próximo 28 y 29 de abril en Santiago de Compostela, la Sociedade Galega de Xerontoloxía e Xeriatría (SGXX) imparte el Curso de Formación Especializada Sociosanitaria para la Implementación del Modelo de Atención Integral Centrada en la Persona (AICP) desde el Modelo Tradicional.

Cuenta con la solicitud de acreditación de la Consellería de Sanidade de la Xunta de Galicia, la Colaboración de la Universidade de Santiago de Compostela y la Universidade de Vigo, de la Comisión Permanente de Avaliación Académica da SGXX y del Colexio Oficial de Médicos de Santiago de Compostela.

Un curso imprescindible para estudiantes y profesionales del ámbito socio sanitario que imparte Lourdes Bermejo, licenciada en Ciencias de la Educación, diplomada en Gerontología Social, experta en Intervención Social Integral y educadora social habilitada. El curso está dirigido por Carlos Dosil, doctor en psicología y vocal de psicogerontología de la SGXX y en él participan diferentes expertos de la entidad.

Su metodología es variada y participativa, con exposiciones teórico prácticas, reflexiones, debates y trabajo individual y en grupos, con un aprendizaje significativo y aplicable a la realidad de los participantes.

(Puedes inscribirte aquí directamente haciendo clic)

El modelo de AICP

El actual envejecimiento, inédito hasta ahora en la historia de la humanidad, es uno de los grandes logros de la sociedad del bienestar, si bien supone un nuevo gran reto que, a su vez, necesita de nuevas herramientas para que su atención sea positiva para la sociedad en su totalidad.

Un fenómeno constante en la trayectoria de la SGXX que destaca que en España residen 8.701.380 personas mayores de 65 años, el 18,7 por ciento de la población o que la tasa de crecimiento anual de este colectivo social crecerá en torno al 2 por ciento hasta 2050 en el residirán más de 15 millones de mayores en el país, el 32 por ciento de toda la ciudadanía.

Nueva situación que requiere a su vez un nuevo enfoque de análisis, entre ellos sobre el modelo de atención que rige en residencias y viviendas institucionales públicas y privadas.

En ese sentido el modelo de atención vigente en el sector hasta ahora -sistema centrado en el servicio- se ha demostrado incapaz ante los nuevos cambios y realidades del envejecimiento y vida de las personas mayores. Especialmente aquellas con deterioro cognitivo o dependencia leve y trastornos neurodegenerativos.

Así cada vez es mayor el número de profesionales del sector que recurren al modelo AICP con el objetivo de convertir a usuarios y usuarias en el centro de la atención profesional, transformando las residencias en hogares para las personas mayores, logrando que la atención profesional no se realice a “pacientes o dependientes” sino a “personas” a las que se apoya en su autonomía, en el control de su propia vida, en el bienestar subjetivo, la capacidad de decidir e incluso la dignidad personal hasta los últimos momentos de vida.

La principal novedad de la AICP es que se centra en los gustos y preferencias de las personas, frente a los sistemas tradicionales de trabajo, más vinculados en la organización o en la entidad. O que normalmente la persona usuaria de un servicio tradicional se adapta a las condiciones, actividades y forma de trabajar de la entidad que se lo presta, en contraposición a la ACP donde se trabaja de forma mas personalizada, más flexible procurando que la gente se sienta mas cómoda y a gusto conociendo y teniendo en cuenta lo que ha sido su Historia de Vida, adaptándose en lo posible a su vida de su hogar.

En relación a los equipos profesionales que lo adoptan significa un gran cambio, especialmente en lo que concierne al personal de atención directa o gerocultura: además de las funciones clásicas de ayuda o acompañamiento en la vida diaria, pasan a tener un papel mucho más importante como profesionales de referencia de las personas usuarias, pues se implican en el bienestar psicológico, emocional y social de estas, como un miembro mas del equipo interdisciplinar del servicio.

Paralelamente éste no es un sistema más caro, no tiene por qué serlo. Lo consigue variando la organización y procurando la humanización y ambiente agradable en los espacios.

En España y Galicia su implantación tiene cierto retraso respecto a otros países, aunque ya existen centros privados y públicos que comienzan a trabajar en esta línea o cuyos proyectos de AICP se encuentran en distintos momentos de su recorrido dado que, si una institución utiliza el modelo residencial tradicional, necesita tiempo y formación para ir realizando cambios.

Beneficios personales, familiares y profesionales

Entre los beneficios que este nuevo modelo puede aportar a las personas mayores destaca una mejora de la calidad de vida de la persona usuaria que pasa a disponer de un gran bienestar subjetivo y mejor estado de ánimo, autonomía y dependencia y también un mayor sentimiento de satisfacción con la atención recibida, una mayor implicación en su plan de atención.

Las familias facilitan y animan con la presencia y colaboración en muchos de los cuidados, aumentan su confianza hacia el lugar en el que viven y sus profesionales y mejoran la relación tanto con la persona mayor como con la institución donde vive y se previenen dificultades. A eso se suma un mayor sentimiento de satisfacción con la atención que su familiar mayor recibe.

A los profesionales les aporta dignidad y cualificación en su trabajo asistencial y mayor motivación, ilusión y autoestima, favoreciendo los procesos de mejora e innovación, visibilizando, reforzando y poniendo en valor las actitudes profesionales positivas e incluso las buenas prácticas y el buen trato.

Se comparten logros, responsabilidad y alternativas para subsanar errores o fallos que pasan a ser exclusivos de ellos y genera la creación de espacios donde cooperar y comunicarse con usuarios y usuarias, con las familias y otros profesionales.

Por último con este modelo de ACP en la organización que la adopta se mejora en general la atención a la persona usuaria, el ambiente laboral, la toma de decisiones colectivas, el burn out o síndrome de quemado y el absentismo profesional.

Promueve instituciones más cordiales y receptivas a los cambios, la participación, la labor en equipo y el intercambio. Minimiza los problemas con las personas mayores y sus familias y ofrece un modelo referente de atención que evita las prácticas inadecuadas en las que, además se previene el maltrato y se facilita la coordinación con los recursos comunitarios.

 

Read more

El envejecimiento es una oportunidad, no un problema

(Víctor Sariego, 28/3/2017).-El aumento de la esperanza y de la calidad de vida es uno de los grandes retos de la sociedad actual. Cada vez vivimos más y llegamos mejor a edades muy altas. Las cifras hablan por sí solas: es la primera vez en la historia de la humanidad que el número de personas mayores de 65 años supera al colectivo de 0 a 14 años. En todo el planeta. En 2050 este grupo poblacional superará el 30 por ciento. Unas 15 millones de personas en España.

Un nuevo fenómeno que, a su vez, plantea nuevos retos porque, envejecer no es un problema, lo puede ser su falta de atención, planificación y atención. Hasta el punto de que, en muchos ámbitos se percibe la oportunidad de vivir más y mejor como una amenaza, utilizando los tópicos “problema del envejecimiento” o “crisis del sistema” cuando se aborda esta nueva situación.

Así lo explica la periodista Agatha de Santos el pasado 27 de marzo en su reportaje “El envejecimiento como reto” publicado en el diario gallego Faro de Vigo. En este reportaje de Santos cuenta con la opinión y conocimiento en el ámbito de la geriatría y la gerontología del gerontólogo clínico Andrés Vázquez y del presidente de la Sociedade Galega de Xerontoloxía e Xeriatría (SGXX) Miguel Ángel Vázquez.

Ambos aportan cifras, datos y puntos de vista sobre este fenómeno, muy a tener en cuenta.

Lee aquí el reportaje

 

Read more