Tag Archives: Edadismo

Buen trato, atención no edadista y el uso de TIC entre mayores, protagonistas del III Congreso Nacional de Conjupes

Al encuentro acudieron cerca de 200 congresistas

El presidente de la SGXX, Miguel Ángel Vázquez Vázquez y la psicóloga y experta en psicogerontología, Romina Mouriz

El buen trato y los edadismos despertaron gran interés

Un momento de la intervención de Mouriz

Durante todo el congreso destacó la alta participación de las persona asistentes planteando todo tipo de cuestiones

Sara Marsillas durante su intervención

Antonio Conde Ríos recibe el V Premio Nacional Conjupes

Intervención del presidente de Conjupes, Vicente Sanz

La directora general del Imserso, Carmen Balfagón

 

 

 

 

 

 

(Víctor Sariego, 27/04/2018).- La psicóloga y responsable del área de psicología en el Complexo Terapéutico Xerontolóxico A Veiga (Lugo), Romina Mouriz Corbelle, dejó patente en Vigo que “la humanización en el trato a las personas mayores, especialmente a aquellas con vulnerabilidad cognitiva, es uno de los nuevos grandes retos de la Atención Sociosanitaria en nuestro país”. En ese sentido, matizó, “en los últimos años, los avances en la asistencia de los centros residenciales han sido numerosos, ambiciosos e importantes”, pero, advirtitió, “En España y en nuestro entorno, estos cambios se están implementando con mucho retraso y los modelos hasta ahora vigentes, no valen, no son sufientes, tienen importantes carencias y déficits para atender la transformada realidad de este momento, y las nuevas demandas y necesidades que genera a su vez el nuevo tipo de persona mayor actual”.

Por eso, señaló, “es necesario identificar y divulgar algunos de estos retos en los modelos de atención actuales, así como fomentar la transferencia de buenas prácticas que nos permitan optimizar nuestros esfuerzos profesionales y, por supuesto, mejorar la calidad de vida de las personas mayores institucionalizadas.”.
En ese sentido, subrayó, “la comunicación puede ser un buen indicador para conocer las actitudes de los profesionales y, el elderspeak o habla edadista, los estereotipos negativos que acaban convirtiéndose en prejucios, representan una práctica negativa más habitual de lo que podemos creer en un primer momento” y que, “sin duda constituyen mal trato a las personas mayores” y frente a los cuales Mouriz apuesta por que estas “tomen sus propias decisiones, es decir, desarrollar su autonomía, instaurar y desarrollar los nuevos modelos de atención personal y extender estos principios a nivel profesional y social, especialmente reconocer la heterogeneidad del colectivo senior”, por que, dijo, “las personas mayores no son todas iguales, tienen su propia idiosincracia”.

Estas fueron parte de las conclusiones de la ponencia ‘El buen trato y comunicación con las personas mayores y el Elderspeak’ que Mouriz expuso en el III Congreso Nacional de la Confederación de Jubilados, Jubiladas y Pensionistas (Conjupes) que se celebró en Vigo este 27 de abril bajo el lema ‘Superando desafíos e incertidumbres’. Un encuentro que reunió a cerca de 200 congresistas de toda España con el objetivo de analizar el envejecimiento poblacional de la sociedad actual y las herramientas que los equipos profesionales y de atención sociosanitaria tienen a su alcance para abordarlo de forma positiva. 

En el mismo sentido se manifestó el presidente de la Sociedade Galega de Xerontoloxía e Xeriatría (SGXX) Miguel Ángel Vázquez Vázquez refiriéndose a que los estereotipos negativos hacia las personas mayores ofrecen una imagen muy distorsionada de este grupo, que deriva en la eliminación de sus derechos, en la justificación y recurrencia a malas prácticas e incluso mal trato en su atención y acaban convirtiéndose en una auténtica discriminación por la edad o edadismo.
Estos edadismos, argumentó, se vierten además en la comunicación con los adultos mayores simplificando y haciendo superficial el diálogo, recurriendo a un tono emocional degradante, condescendiente, aclarando lo que se dice como si el interlocutor no entendiera lo que se habla, estuviera aprendiendo a hablar, o como si se tratara de un niño pequeño.

El “habla para viejos” no sólo representa un lenguaje paternalista, terminó expresando el geriatra, “sino también un estilo de expresión que tiene un ritmo más lento, una entonación exagerada, un tono elevado y el vocabulario más simple que el que se utiliza con un adulto en un discurso normal” como recurrir a un genérico “abuelo”, cuando no es el caso, o para designar a todo el sector poblacional de mayores, “hablar de qué joven estás o qué bien te conservas, etcétera”. 

Los ámbitos del Congreso

El acto de inauguración corrió a cargo del presidente de Conjupes, Vicente Sanz Fernández que destacó los tres ámbitos en los que la entidad quiso centrar este nuevo encuentro: “la preocupación por el mantenimiento del poder adquisitivo y la viabilidad de las pensiones, tema preocupante, muy actual y centro de muchos de nuestros debates; el buen trato en las personas mayores, tanto desde el punto de vista de desterrar su aspecto negativo recogidos en el último informe del Imserso de 2016 y la falta de reconocimiento de este fenómeno como un problema social, como la potenciación del buen trato; y el manejo de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (TIC) y el acceso a ellas por parte de las personas mayores”.

Después, la doctora en Psicología del Envejecimiento Activo de la Universidad de Santiago (USC) e Investigadora de la Fundación Matia, Sara Marsillas expuso en su ponencia ‘Las nuevas tecnologías y las personas mayores’ que “la brecha digital entre las personas mayores y el resto de la sociedad en su acceso a las nuevas tecnologías de la informacion y la comunicación TIC, ya no lo es tanto, el factor edad empieza a no tener tanta importancia”, indicó, “con cada generación que se incorpora a esta etapa de la vida se va estrechando esta brecha digital”.
Sin embargo, subrayó, “existen varias tendencias en la actualidad, influidas por los estereotipos hacia la vejez, que retrasan esa eliminación de la brecha digital”. Entre ellas, “creer que las personas mayores no se interesan por la tecnología y que tendrán dificultades por incorporarla a su día a día” o, por el contrario y paradójicamente, “informatizar la vida de los mayores sin ton ni son”.

Marsillas definió el acceso a las TIC de las generaciones de más edad como “uno de los grandes retos de la sociedad actual” que, debe afrontrarse, “en primer lugar, individualmente, desde las propias personas mayores y, en segundo lugar desde todo tipo de entidades privadas y públicas”, porque, aseguró, acceder a este tipo de tecnología, “mejora la calidad de vida, fortalce la independencia y la autonomía, mantiene un estado de vida activo y saludable y estimula la actividad mental” por lo que son imprescindibles para el envejecimiento activo y suponen “una forma diferente de que las personas permanezcan activas e integradas socialmente”. 
Así, concluyó, “las nuevas tecnologías, y más concretamente Internet, son muy relevantes para el colectivo senior, ya que pueden compensar, potencialmente las pérdidas relacionadas con la salud, retrasar la aparición de enfermedades y patologías incapacitantes, potenciar el bienestar mental y social, mejorar el sentido de competencia personal, disminuir los niveles de soledad al aumentar la inclusión, la participación y la interacción social, incrementar el nivel de actividad y mejorar la satisfacción vital”. 

‘Estrategia de Envejecimiento Activo’ del IMSERSO

Para concluir el turno de ponencias, la directora general del Imserso, Carmen Balfagón, presentó la ‘Estrategia Nacional de Envejecimiento Activo y el buen trato a las personas mayores’ realizada por su departamento en 2016 que, aseguró, incluye varias demandas del colectivo de mayores, principalmente “considerar el envejecimiento como una oportunidad y no como un problema”. En muchos países de la Unión Europea, advirtió, “se ha tratado a los mayores como un colectivo a apartar, a dejar a un lado, y no se puede permitir desperdiciar toda la experiencia, sabiduría y conocimiento acumulados durante años, que es lo que representa la edad”.
Por eso, esta ‘Estrategia’, defendió, “está realizada principalmente contando con las personas mayores, precisamente para conocer cuáles son sus necesidades, demandas y situación. Para que se les escuche, se les atienda, para que le respeten los derechos que han adquirido y que se deben adaptar a la situación cambiante y actualizada y, sobre todo, poner en valor el tesoro que representa el conocimiento acumulado de la generación senior”. 

En el documento se pone de evidencia, comentó Balfagón, “la necesidad de que las entidades e instituciones que sirven y atienden a las personas mayores se adapten a los cambios sociales actuales para ofrecerles y entregarles lo que necesiten. Una opinión que debe prevalecer incluso sobre la normativa”. Así, insistió, “como mayor tengo que poder decidir sobre todo lo que voy a hacer con mi vida hasta el final”. Y, demandó, “adaptarse a los cambios de la sociedad vigente, como por ejemplo, transformar los viajes del Imserso al nuevo tipo de ocio y manera de ver la vida que tienen las actuales personas mayores”. 

Otras lineas incluidas en esta ‘Estrategia’, concluyó la titular del Imserso, son “combatir la soledad no deseada, el aislamiento, la falta de comprensión y entendimiento hacia el mayor; la potenciación del movimiento asociativo y el voluntariado senior; mantener las pensiones y sistema de vida digna; promulgar la participación activa en la sociedad a través de asociaciones e incluso partidos políticos propios, “¿por qué no tener un grupo político de mayores en el Congreso?” se preguntó; y evitar todo tipo de discriminación, principalmente los edadismos, en concreto, dijo, “los que utilizan algunos medios de comunicación, para que prevalezca el buen trato en todos los órdenes: físico, psíquico y verbal”.

V Premio Nacional Conjupes

Finalmente, se entregó a Antonio Conde Rios, presidente de la Asociación Seixo Marín, el V Premio Nacional Conjupes por su “labor desinteresada y altruista en la mejora de la calidad de vida de las personas mayores, especialmente aquellas con dependencia y discapacidad y por su larga trayectoria de atención personal y profesional al colectivo senior”.

El conselleiro de Política Social de la Xunta de Galicia, José Manuel Rey Varela clausuró el III Congreso Nacional de Conjupes poniendo en valor “la experiencia de la edad” e instó a las administraciones y entidades públicas a “avanzar en la mejora de la calidad de vida” de las personas mayores que representan, añadió, “la contribución al progreso y bienestar”.
“En Galicia una de cada cuatro personas tiene más de 65 años, tenemos afortunadamente muchas personas mayores, lo que no es un problema”, aseguró, “sino una oportunidad que en la Xunta queremos aprovechar”. En ese sentido mencionó los planes y actividades específicos que desarrolla el Ejecutivo gallego, “para la mejora de la calidad de vida” de este colectivo, pues, garantizó que “la mejora de su calidad de vida es uno de los ejes prioritarios de las políticas sociales de la Xunta de Galicia”. En esta línea de actuación enmarcó las acciones del Ejecutivo autonómico para reforzamiento de la atención a la dependencia, en especial de los servicios de ayuda a domicilio, hasta conseguir que “en la actualidad más de 8 de cada 10 gallegos con dependencia reconocida reciban prestación”.

Read more

Mitos, estereotipos y publicidad eliminan los derechos de las personas mayores

perezmartin

Javier Pérez Martín establece una clara relación entre mitos, estereotipos, prejuicios y ausencia de derechos de las personas mayores

(Santiago de Compostela, 19/11/2016).- Los estereotipos y mitos a lo largo de la historia, sumados a algunos ámbitos de la cultura y la publicidad actuales están acabando con la dignidad y los derechos de las personas mayores. Así lo subraya Javier Pérez Martín, geriatra, coordinador residencial, docente en geriatría y vicepresidente de la Sociedade Galega de Xerontoloxía e Xeriatría (SGXX) que este 19 de noviembre protagonizó en Santiago una de las ponencias del I Curso de Traballo Social e Xerontoloxía Sociosanitaria que, de forma pionera, celebran dicha entidad y el Colexio Oficial de Traballo Social (COTSG).

Un foro que tendrá su continuidad durante toda la semana con trabajos individuales y colectivos tutorizados y un segundo encuentro en Santiago, el próximo sábado.

Pérez Martín dejó claro en su ponencia “Mitos y realidades. Aspectos sociodemográficos del envejecimiento en Galicia” que la discriminación por edad o edadismo “es un estereotipos muy difícil de identificar, por su gran aceptación social, falta de definición en relación a la estereotipia del lenguaje y la ausencia de herramientas de medición apropiadas” y sin embargo, “un fenómeno sumamente grave”, asegura, “ya que los estereotipos hacia las personas mayores conforman una imagen social y cultural muy distorsionada de este colectivo” que deriva en la eliminación de sus derechos más básicos, en la justificación y utilización de malas prácticas e incluso en maltrato en su atención.

Para desterrar estas falsas concepciones es preciso identificarlas, analizarlas y conocerlas. Entre ellas este experto destaca el edadismo o viejismo o que el número de años vividos “determine despectivamente lo mayor que es alguien”. También la improductividad “o que las personas dejen de ser útiles a la sociedad al llegar a la vejez”. La desvinculación, ausencia de interés y compromiso por las cuestiones cotidianas que antes eran importantes, la inflexibilidad que impide cambiar o adaptarse a nuevas situaciones o la senilidad que “identifica vejez con enfermedad y que sea normal que en ella se den los síntomas de insuficiencia cerebral senil”. Por último, añade, la serenidad “en un sentido limitador de decadencia intelectual, uno de los tópicos más extendidos que estipula que la inteligencia se deteriora con los años”.

Capítulo aparte lo conforman la apatía y desinterés por la sexualidad que, supuestamente, es típica de la vejez, uno de los prejuicios más extendidos en el que además existe una doble dimensión, prosigue Pérez Martín: “por un lado se supone que en la vejez desaparece todo el interés por la sexualidad, toda una falacia, pero también se refiere a la sexualidad en los mayores como algo patológico y pervertido”.

En ese sentido, continúa, “en una sociedad donde el poder político tiende a actuar en base a las demandas sociales, la imagen social que se tenga de la tercera edad tiene una importancia capital”. Por eso, subraya, “los medios de comunicación tienen un papel determinante, muy influyente en la formación de opinión” y deben promover “una imagen positiva de la vejez alejada de estereotipos”.

No obstante, afirma el geriatra, “la realidad es que mucha publicidad refleja y refuerza estos mitos y estereotipos” por ejemplo el anciano y el ámbito rural para vender “sabiduría, lo tradicional, la serenidad, etc. enfrentado paradójicamente a mayores obsoletos, anticuados, enfrentados a los avances sociales y ahondando en el conservadurismo, la serenidad, la ausencia de compromiso o la desvinculación”.

Otros anuncios “insisten en la necesidad de cuidados especiales achacados a la edad” para vender productos relacionados con enfermedades o problemas físicos, “reforzando mitos como el edadismo o la senilidad, al asociar enfermedad con persona mayor” y también “la búsqueda de la perfección y el imperio de lo joven -especialmente en cuanto a la estética- para combatir la imagen deteriorada de la vejez” desnaturalizada además con modas artificiales, una sobrevaloración de la juventud y una visión desgraciada de la vejez.

Existen por último aquellos mensajes que “proclaman la necesidad de apartar a los mayores de la sociedad, de relegarles a otras tareas, pues su tiempo ya ha pasado”.

Situación en Galicia

Esta situación es particularmente influyente y perversa en Galicia, la Autonomía más envejecida de España donde las 661.296 personas mayores de 65 años, de un total de población de 2.720.700 habitantes, llega al 24,3 por ciento, el más alto de todo el Estado (donde la media es del 18,7 por ciento) y en la que existen áreas geográficas de Ourense y Lugo en las que este índice supera el 32 por ciento, por encima de zonas similares de Japón, el país más envejecido del mundo.

A esto se suma que en 2015, por primera vez en la historia, el saldo vegetativo gallego (diferencia entre nacimientos y defunciones) ha sido negativo, es decir, el número de defunciones supera al de nacimientos, pasando de -10.299 en 2014 a -12.057 en 2015.

Por otra parte, Galicia perderá 134.813 habitantes en el período 2014-2024, lo que supone una diminución del 4,9 por ciento de su población. Ourense y Lugo tendrán las mayores pérdidas de población en términos relativos (un 9,6 por ciento y un 7,3 por ciento respectivamente) y el envejecimiento general se incrementará progresivamente con un 27,4 por ciento de personas mayores de 65 años en 2024.

Un fenómeno en el que todo estereotipo y prejuicio no hará más que invalidar la atención necesaria que requiere para que no se convierta en un problema, sino todo lo contrario. Porque, como deja muy claro Perez Martín, “envejecer es algo positivo” como siempre recuerda la SGXX. “Todo el mundo quiere vivir más y llegar a muy mayor lo mejor posible” subraya, pero el envejecimiento está generando una amplia transformación económica y social que exige responder a los nuevos retos y necesidades que conlleva.

Por eso, insistir en una imagen negativa de las personas mayores afianza su estigmatización e incrementa los estereotipos hacia ellas y, lo más grave, les insta a creérselo, a interiorizarlo como verdadero.

Situación que, en su mayor parte tiene que ver con la imagen de la vejez que cierta parte de la sociedad proyecta y en cuya erradicación puede desempeñar un gran papel los medios de comunicación. Por eso la SGXX insta para a los profesionales del periodismo a que reconozcan y no recurran en su labor a este tipo de estereotipos que no dejan de ser un tipo de discriminación.

 

Curso pionero

El curso Traballo Social e Xerontoloxía Sociosanitaria es una formación que la Sociedade Galega de Xerontoloxía e Xeriatría (SGXX) y el Colexio Oficial de Traballo Social de Galicia (COTSG) organizan conjuntamente y de forma pionera en la Comunidad Gallega en dos jornadas. La primera de ellas este sábado 19 de noviembre de 9.00 horas a 18.00 horas en el Colexio de Médicos de Santiago de Compostela (rúa San Pedro de Mezonzo, 39) y la segunda el siguiente sábado 26 de noviembre en la misma sede y horario.

El curso, declarado de Interese Sanitario por la Consellería de Sanidade da Xunta de Galicia, cuenta con la colaboración de la Facultade de Ciencias da Educación de la Universidade de Vigo. Consta de 25 horas de formación oficial (16 presenciales y 9 de trabajo individual y grupal tutorizado) y está destinado a profesionales del Traballo Social, de Atención Primaria (Concellos y SERGAS) de la Administración Municipal y Autonómica, de centros sociosanitarios de mayores, residenciales o de día; alumnos de las Universidades de Galicia y otras entidades del sector de apoyo y atención a las personas mayores.

Read more

Cambio de atención para un nuevo paradigma social

primera

Trinidad Viña, trabajadora social de la SGXX; Miguel Angel Vazquez, pte. de la SGXX; Marta Capeáns, pta. del COTSG y Víctor González, gerente del COTSG.

 

 

segunda

(Santiago de Compostela, 25 octubre de 2016).- by Víctor Sariego

“El envejecimiento actual se ha convertido en un fenómeno nunca antes visto en la historia de la humanidad, en un nuevo paradigma social que a su vez genera nuevas necesidades”. Así lo subrayan el pte. de la Sociedade Galega de Xerontoloxía e Xeriatría (SGXX) Miguel Ángel Vázquez y la pta. del Colexio Oficial de Traballo Social de Galicia (COTSG) Marta Capeáns que defienden que la Gerontología y el Trabajo Social son dos herramientas trascendentales, no solo para atender este nuevo fenómeno y sus características, sino también para hacerlo con garantías.

Ambos presentaron el pasado 25 de octubre en Santiago de Compostela el curso “Traballo Social e Xerontoloxía Sociosanitaria” que dichas entidades organizan de forma pionera en Galicia y que se celebra en el Colexio Oficial de Médicos en Santiago el 19 y el 26 de noviembre como un acuerdo más del convenio firmado por las entidades este año.

Una convocatoria que “a modo de laboratorio de ideas, tratará de buscar fórmulas novedosas para trabajar y atender a las personas mayores y mejorar su calidad de vida” matizan y, sobre todo, asegura Capeáns “porque las administraciones no están ofreciendo una respuesta suficiente al fenómeno del envejecimiento, por eso nos toca a los profesionales buscar nuevos caminos”.

Vázquez habla a su vez de “nuevos paradigmas” con el fin de “poner en valor al colectivo de mayores” que en Galicia son cerca del 25 por ciento de la población, casi un cuarto de su población, el 32 por ciento en algunas zonas de la Comunidad, la más envejecida de España en la que, sin embargo, enfatizó, “los recursos son bastante limitados”. Por ejemplo, recordó, “en toda la Comunidad sólo existen dos unidades de Geriatría, en Santiago y Vigo”.

Revolución social

En una sociedad cada vez más envejecida, “se necesitan nuevas profesiones y modelos de atención para las personas mayores” prosigue Vázquez, que al igual que Capeáns reclama una “pequeña revolución social” donde se articulen “espacios propios y formas de vida” porque a las personas mayores “no se les permite desarrollar su experiencia y conocimiento en la sociedad actual”.

Es necesario, afirman, “otorgarles alternativas para que puedan realizar planes una vez superados los 65 años, porque no es una cuestión de capacidad que por supuesto sí que tienen”. “Que se les posibilite aportar, no solo conocimiento, sino también experiencia, participación, etc.” superando el síndrome de alimentar a las palomas o el edadismo social que trata a los mayores de forma paternal, infantil o discriminatoria, eliminando sus derechos. Esto serviría además para promocionar el envejecimiento activo y la idea de que quienes superan los 80 años son útiles a la sociedad. “De ahí la importancia de formar a profesionales y a la sociedad para evitar discriminación, prejuicios y maltrato”, concluyen.

En ese sentido, desde ambas entidades abogaron por la colaboración y la coordinación entre la Medicina y el Trabajo Social que “es seguramente, el método más efectivo para prevenir, atender, diagnosticar y acompañar a las personas mayores”. En definitiva, añade Vázquez, “trabajar desde el punto de vista del nuevo paradigma social del envejecimiento reciente y sus nuevas necesidades, características y particularidades y transformar no solo la forma de ejercer, sino también los cuidados y los modelos de atención, como la ACP o atención centrada en la persona”.

SGXX y COTSG destacaron la necesidad de más profesionales de geriatría, psicogeriatría y trabajo social, para “abordar realidades como la soledad de este colectivo”. De hecho, Capeáns subrayó que en el 2015 unas 121.600 personas mayores vivían solas en Galicia. “Son más de 12.000 que hace dos años, lo que obliga a buscar fórmulas revolucionarias, novedosas y alternativas para evitar su aislamiento y su deterioro cognitivo e relacional” comenta.

Contenido del curso

En esta primera edición de “Traballo Social e Xerontoloxía Sociosanitaria” se debatirán temas como la comunicación y el trabajo con y para las personas mayores, cómo es su realidad cotidiana, los aspectos de este colectivo o el desarrollo y planificación de programas de envejecimiento activo por parte de administraciones locales y centros de primaria.

Y un apartado especial dedicado “al buen trato y las buenas prácticas en el trato con las personas mayores” explica la trabajadora social de la SGXX, Trinidad Viña que insistió en que la sociedad, profesionales y medios de comunicación deben poner el foco “más en el buen trato y en las buenas prácticas, incluidas las instituciones” ya que, concluyó, “trabajando en positivo se olvidan perjuicios y estereotipos”.

Read more

El edadismo también es discriminación

Inauguración2

Público

Inauguración1

 

El XXVIII Congreso Internacional de la Sociedade Galega de Xerontoloxía e Xeriatría (SGXX) del 22 y 23 de abril en Lugo, se inauguró con un claro y rotundo mensaje del presidente de la entidad, Miguel Ángel Vázquez Vázquez sobre el edadismo o prejucios por edad: “los estereotipos negativos, la imagen distorsionada de las personas mayores está muy presente en la mentalidad, cultura y formación no sólo de los adultos, sino también de los jóvenes” por eso, subrayó, “la importancia de potenciar la gerontología y la geriatría” ya que, insistió, “los prejuicios hacia las personas mayores, el edadismo, es una discriminación muy grave que, entre otras, deriva en la eliminación de sus más básicos derechos, en la justificación y uso de malas prácticas e incluso en el maltrato en su atención”.

Vázquez propone la gerontología y la geriatría como “herramientas e instrumentos para superar esta situación, difícil de identificar debido a su aceptación social, a la falta de definiciones operacionales en relación con la estereotipia del lenguaje y la falta de herramientas de medición apropiadas”. No en vano los nuevos modelos de Atención Integral Centrada en la Persona (AICP) son también parte protagonista de este XXVIII Congreso.

Carácter internacional

El XXVIII Congreso de la SGXX tuvo por primera vez en sus veintiocho años de historia un marcado carácter internacional con la participación de varios ponentes de reconocido prestigio de Galicia y el resto del Estado, Portugal, Paraguay o Chile.

En este encuentro se debatieron los últimos retos, novedades y avances, “no solo en el sector científico y médico, es decir, geriátrico”, matiza Vázquez, sino también “en el ámbito sociológico, social y personal como supone la gerontología”.

Un evento que “por primera vez es internacional” insistió, “para darle impulso a los avances, experiencias, contenidos y novedades más relevantes que se están produciendo en Galicia y el resto del mundo en geriatría y gerontología, teniendo en cuenta que nuestra Comunidad cuenta con áreas geográficas de Lugo y Ourense con índices de envejecimiento del entre el 24 y el 32 de la población con más de 65 años, unas de las más altas del mundo”.

Presencia institucional

El XXVIII Congreso contó en su inauguración con la presencia de la directora xeral de Maiores e Persoas con Discapacidade da Xunta de Galicia, Coro Piñeiro; la teniente de alcalde y concejala de Bienestar Social, Igualdad e Inclusión del Concello de Lugo, Ana González Abelleira; el presidente de la SGXX, Miguel Ángel Vázquez Vázquez; el diputado provincial de la Deputación de Lugo, Pablo Rivera y el presidente del Comité Organizador del XXVIII Congreso, Carlos Dosil.

      Piñeiro instó a los profesionales de la geriatría y la gerontología a trabajar con “innovación e integración” imprescindibles, dijo, para una mayor calidad de vida de las personas mayores pues, matizó, “la innovación permite adaptarse a los cambios y nuevos modelos de Atención que requieren las personas mayores” y “trabajar en la respuesta” de las nuevas demandas del colectivo senior.

       González Abelleira señaló que “no hay que ver las necesidades de las personas mayores como un problema, sino como un avance y un reto en la consecución de la mejora de la calidad de vida de las personas mayores” por eso valoró como “muy importantes” congresos como este y entidades como la SGXX.

Rivera subrayó que este tipo de congresos y entidades como la SGXX son “más importantes que nunca” en una sociedad tan envejecida en general y en Lugo en particular donde existen áreas geográficas que son las envejecidas del mundo, por encima incluso de provincias de Japón, el país con la población más longeva del planeta.

Read more